Categorías
Uncategorized

La prueba definitiva del conejo

Mi prima Emeli, de 6 años, me pidió el otro día que le dibujara un conejo en un trocito de papel. Yo, que estaba leyendo El Principito en esos días, no pude resistirme y por sorprenderla o hacerla rabiar (no sé muy bien) le dibujé esto:
Claro, ella me preguntó que dónde estaba el conejo (… yo me relamía pensando los argumentos que tendría que darle para convencerla, porq esta niña es muy lista y no se conforma con cualquier explicación). Le indiqué que estaba dentro de la caja, durmiendo (…le dejé caer la bomba y esperé espectante su protesta). Lo miró unos segundos pensativa y luego me dijo: Ah! vale, muy bien!
y se fue tan contenta, así, sin más!!!

Está claro, el principito tenía justo 6 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.