Categorías
Uncategorized

Remolonear

Resulta que cuando mi cama huele a naranja, me cuesta más levantarme por las mañanas, el cuerpo me pide remolonear. Sabía yo que esto tenía una razón científica….

Si duermes sólo, o te acuestas triste, estás hecho de Cortisol
Scientific American asegura que las personas que duermen solas experimentan un subidón de una hormona que les ayuda a afrontar el duro día que tienen por delante a la hora de levantarse. La hormona, que se denomina cortisol, la producimos todos los homo sapiens sapiens al poco de levantarnos, una media hora. Lo que los investigadores han determinado ahora es que las personas que duermen solas, o aquellas que se acuestan enfadadas o tristes, reciben una ayudita extra de este esteroide poco antes de amanecer. Este subidón de hormonas se cree que sirve en esos casos para que los humanos lo tengan más fácil a la hora de relacionarse con el mundo: del “odio pitufar” a la entrada del trabajo, al “hola a todos”. La mala noticia es que esta hormona suele aparecer relacionada con efectos menos alegres a medio plazo, como la depresión o la obesidad. La recomendación: busque pareja, y frunza menos el ceño.
Artículo de EL PAÍS

Una respuesta a «Remolonear»

Nononononononono… lo que pasa es que algunos cuando dormimos (además de roncar y robar sábanas) emanamos el exceso de melatonina que producen nuestros cuerpos enfermitos…

Nota importante: no confundir la melatonina con la clementinonina, responsable del olor a naranja (y, en algunos casos excepcionales, de un raro efecto secundario conocido coloquialmente como «asobine»)

😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.