Categorías
Uncategorized

Húngaros, mi voto a favor de la siesta!

La vida no es fácil, así que cuando, irremediablemente, surgen problemas, puedes:
a) solucionarlos
b) lamentarte
c) quedarte en estado de shock

Las 2 últimas son bastante inútiles.
Yo casi siempre me empeño en solucionarlos obsesivamente, pero esta vez me he abandonado en un lamento quejumbroso. Y un lamento lleva a otro y los problemas por contagio se hicieron más pesados y más tristes, hasta arrastrar los pies.

Sin embargo una siesta reponedora ha venido hoy a socorrerme y me ha dicho «deja de quejarte y haz algo» (eso me ha dicho!)… y desde ese momento todo ha ido mejor:

Los del servicio técnico de Apple serán unos taraos, pero los de atención al cliente son unos benditos que me han atendido amablemente y me van a cambiar la batería del portátil por una nueva.
También he arreglado el estractor y me han aparecido un par de cosas perdidas …
Si es que lo que no arregle una siesta!

«La siesta a referendum en Hungría»
(El País)

Una respuesta a «Húngaros, mi voto a favor de la siesta!»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.