Más casualidades

Y hoy, una anécdota!
(o una asíntota, que no tiene nada que ver, pero debería porque suenan primohermanas)

Resulta que un chico de Madrid conoce a una chica de Cádiz.
Se enamoran, salen juntos… y dos años después, en casa de ella, se ven envueltos en ese ritual inevitable y lleno de desasosiego: ver las fotos familiares.

y mira que mona yo en la playa con 5 añitos
… ahá
y mira mi tío y mi primo keko, la mismita cara de mi abuela
… ahá

y mira aquí, en el viaje de 8º curso, con 14 años, fuimos a madrid al parque de atracciones!
mira! nos quisimos hacer una foto con unos chicos muy monos que estaban por allí, uno se da un aire a tí.
…ummm …. joder, soy yo!

Encontrar que te habías cruzado con tu pareja 12 años antes! Esas casualidades que te dejan pálido 🙂

Un pensamiento en “Más casualidades

  1. El destino es así, para lo bueno y lo malo. Somos pentasensoriales, y existe uno extra que está ahí. Llamémosle probabilidad, presentemientos, o lo que queramos.

    A mí alguna vez me paso que de repente decidí tomar una calle en vez de otra. Me encontré con una persona en la cual pensaba. Explicación lógica…ni idea, dejemoslo en eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *