Mañana bizarra

Una chica sentada en el metro intentaba pisar los pies de las 2 personas sentadas a su lado, mientras, escuchaba “El baile de los pajaritos” de MªJesús y su acordeón. … como una chota, oigan!

Los del frente estabamos descojonaos, claro! XD

Para los amantes del cine, es imprescindible Filmaffinity.com

Filmaffinity es una estupenda herramienta para descartar de tu vida los chascos en el cine.
Te registras, votas todas las películas que quieras (cuantas más, mejor) e inmediatamente puedes acceder a los gustos cinematográficos de tus almas gemelas, las 20 personas registradas que más se parecen a tu perfil.
Lo buenísimo es que encuentras pelis q no conoces con mucha posibilidades de q te encanten y es una referencia bastante fiable antes de ir al cine.

Para mí, un antes y un después
😀

Casualidad!

A veces pasan unas cosas muy curiosas 🙂

Hace unos días tuve que subir al autobús, no tenía bonobús y curioseé en la cartera buscando el dinero. De repente vi un bonobús escondido entre las tarjetas. Ya por el aspecto parecía antiguo, debía hacer meses que estaba ahí y suponía que no me iba a servir (porque estas cosas caducan), pero por si acaso lo intenté validar.

No sólo picó el viaje sino que me hizo transbordo! -ostia! si que está mal el cacharro este!!!-

Más tarde me di cuenta de que la última vez que lo había utilizado había sido un año atrás, justo el mismo día del mismo mes, justo dentro de la misma hora, de ahí el transbordo… O_o tela! no?

CEDER

Si crees que el lenguaje en su versión básica, el de andar por casa, es igual para todos te podrías llevar una sorpresa. Como me la llevé yo el otro día al darme cuenta que una palabra muy común no tenía el mismo significado para mí que para otra persona.

La palabra, CEDER.

Y ya me he quedado con la curiosidad y quiero hacer una prueba. Así que anímate y contesta!

Ponte en esta situación:
Pili y Mili visitan una ciudad y se detienen en un cruce de calles. ¿Hay que ir hacia la izquierda o hacia la derecha? Pili está segura de que el hotel está hacia la derecha. Mili está segura de que es hacia la izquierda. Surge un pequeño conflicto.

a) Pili decide, a pesar de que está convencida de su opción, ir por el otro lado para no seguir con el conflicto. Se van hacia la izquierda.

b) Mili le explica a Pili por qué es hacia la izquierda. Pili se convence y cambia de opinión. Se van hacia la izquierda.

Entonces, las dos opciones son “ceder”? sólo una? ninguna?
Ahí queda eso!

Lo que ya no sirve

Curioseando por internet llegué al blog de un tipo, diseñador. La cabecera era esta:

Y me pareció interesante cómo muchos de los recursos de diseño gráfico, no sirven en absoluto en el diseño web. Qué mejor ejemplo que este, el rollito del texto que sale de no se sabe dónde cortándose por la base … joder! estuve “demasiado” tiempo pensando que no se cargaba bien la imagen! :-S

… aún lo dudo
😛

El futuro se acerca flotando

Está claro que el futuro que imaginábamos de pequeños no ha llegado. La ciencia y la tecnología han avanzado en otras direcciones y el mundo está muy lejos de los escenarios de “Los Supersónicos”
… o no?

De repente hoy me encuentro con dos noticias curiosas:
1. La empresa norteamericana Moller va a comercializar pequeños vehículos voladores al estilo clásico de los Supersónicos. El cacharro se llama M200G y vuela así de bien.

2. También hoy se ha hablado de el Maglev en El País. Un tren que utiliza la energía magnética para desplazarse y que levita unos 10 cm del suelo. De momento está en fase experimental pero en el 2030 se espera q esté en uso. La velocidad que alcanzará será aprox. 550 Km/ hora

Curiosa coincidencia!

Tiene pinta de montaje, sí, pero ain! qué bonito si es real,… yo quiero uno!

Húngaros, mi voto a favor de la siesta!

La vida no es fácil, así que cuando, irremediablemente, surgen problemas, puedes:
a) solucionarlos
b) lamentarte
c) quedarte en estado de shock

Las 2 últimas son bastante inútiles.
Yo casi siempre me empeño en solucionarlos obsesivamente, pero esta vez me he abandonado en un lamento quejumbroso. Y un lamento lleva a otro y los problemas por contagio se hicieron más pesados y más tristes, hasta arrastrar los pies.

Sin embargo una siesta reponedora ha venido hoy a socorrerme y me ha dicho “deja de quejarte y haz algo” (eso me ha dicho!)… y desde ese momento todo ha ido mejor:

Los del servicio técnico de Apple serán unos taraos, pero los de atención al cliente son unos benditos que me han atendido amablemente y me van a cambiar la batería del portátil por una nueva.
También he arreglado el estractor y me han aparecido un par de cosas perdidas …
Si es que lo que no arregle una siesta!

“La siesta a referendum en Hungría”
(El País)